Gracias mamá, por hacerme papá.




Al día de hoy, ya han pasado los festejos del día de la madre en una gran mayoría de lugares. Sin embargo, es ahora justo que los hijos ya hicieron lo propio en felicitar a sus madres, cuando le toca a los hombres que ejercen la paternidad hacer lo que les toca.  Y no se trata de comprar regalos (aunque no estaría mal), sino de manifestar algo tan sencillo pero tan difícil para muchos hombres: dar las gracias. 

"¡¿Qué?! ¿Qué los hombres debemos dar las gracias?"_ Dirá más de uno.  Pues sí mis estimados, dar las gracias, por el simple hecho de haber encontrado a la mujer indicada para que te convirtieras en papá. Da igual si estás en pareja o divorciado, el ejercer la paternidad no fue un acto fortuito (aunque a veces parezca), fue una "casualidad" planeada; para que tú y la madre de tus hijos se unieran para ser vehículo de vida para tus hijos. ¡Qué genialidad! ¿no te parece?

Hoy te toca darle gracias a la madre de tus pequeños, hoy te toca tener una reunión con ella, no como pareja, sino precisamente como padres. 

Y si se te complica escoger un tema, aquí te dejo un par de puntos, que aunque no lo creas, disfrutarás charlar con una estupenda cena.


1.- Recuerden lo que sintieron cuando se enteraron que iban a ser papás. ¿Cambiarían algo de ello?  Si sí lo harían, mencionen cómo les hubiese gustado que fuera. 

2.- Sigue recordando tú como padre,  qué emoción te provocaba pensar en el futuro de sus hijos.  ¿Han podido realizarse alguna de esas ideas?

3.- Pregúntale a tu pareja qué emoción tiene ella al ser madre. Que lo describa. ¿Se parece en algo a lo que tú sientes?

4.- Si no están juntos. Comenta como te sientes al estar alejado de tus hijos.

5.- Para los mismos que estás separados. Hablen de lo que te hubiera gustado que su relación funcionará, pero agradece el poder guiar juntos a sus hijos aunque estén separados. 

Finalmente, no importa si están o no juntos. Dale las gracias por ser la madre de tus hijos, dale las gracias por hacer todo lo que esta en sus manos para ser una gran mamá. Dale las gracias por haber unido su energía con la tuya y haber ayudado a la formación de unos seres maravillosos, y sigan pensando en mejorar el futuro de sus hijos.  Comprometete a no hablar mal de ella con tus hijos, comprometete a respetarla. 


Parece algo simple y sin sentido, pero créeme tiene una gran profundidad, y si tienes la fuerza para realizarlo, vas a ganar mucho, no solo para ti, sino para tus hijos. Vas a crear un cambio para tu familia, para la relación de pareja, para la relación (buena o fracturada) con tu ex;  y sobre todo en este último caso, te ayudará a fortalecer y crear una buena y más sana relación con una nueva pareja. 



Lo más leído