¿Puedo enfermar a mi hijo?




Sé que puede ser bastante angustioso el título de esta entrada, pero vamos a desechar esa sensación desde ahora para poder comprender el significado y la oportunidad que esta idea nos ofrece. 

Sabemos que todos los niños pueden experimentar algún tipo de enfermedad en su infancia. Generalmente afectaciones pasajeras y simples; pero existen otro tipo de infantes que recurrentemente se la pasan en cama y muchas veces las mamás no se explican por qué.  Esto resulta frustrante porque en materia de cuidados físicos, ellas están seguras de hacer lo correcto, sin embargo. el cuerpo de sus hijos no responde con la fortaleza que ellas quisieran.  ¿Qué pasa?

Primeramente debemos recordar que no somos solamente un cuerpo físico. El ser humano cuenta además con cuerpo emocional, ése cuerpo no se ve y mucho menos se palpa como lo experimentamos con el cuerpo material. Sin embargo, es sumamente importante en cuanto a la salud física se refiere. 

Evidentemente la "lógica" nos lleva a pensar en que un niño difícilmente puede experimentar un caos emocional tal, que le repercuta en su salud corpórea. Lo cierto, es que desde que el feto esta en el vientre materno, ya experimenta todo tiempo de emociones... y aquí viene lo interesante.  ¿Qué le puede provocar emociones a un feto?, literalmente todo su mundo es su madre; por tanto las emociones que un menor experimenta provienen principalmente de la madre. 

Muchas son las mujeres que se enorgullecen del lazo emocional que tienen con sus vástagos, sobre todo en el ámbito positivo, pero pocas veces consideran que de igual manera que hay un lazo para lo que se considera bueno, existe el mismo para lo que no es tan bueno. 

En los estudios de física cuántica se expone muy bien esto.  Tanto que la biodescodificación se basa mucho en tales principios. Por ello hoy día se sabe que un menor de 13 años, esta ligado emocionalmente a la madre, y todo lo que le afecte a ésta en lo emocional y no lo trabaje adecuadamente se proyecta en alguno de sus hijos. De ahí que cuando una mamá se encuentra en situaciones poco saludables en lo emocional, el hijo somatiza en sí mismo aquello que la madre no se permite sanar. 

De ahí que se cree que cuando un infante esta enfermo con frecuencia, hay que analizar que esta pasando con la madre.  Esto podría sonar muy duro, pues parecería que adrede una mamá enferma a sus hijos, pero en realidad es una oportunidad conocer esto, porque de esta manera podemos ayudar a mejorar y conseguir el bienestar de un niño, gracias a la compresión y apoyo que se le otorgue a la madre. 

De ahí que constantemente  hago hincapié en mantener armonía en tu vida, pues si tú estas bien, tus hijos están bien y hay flujo de bienestar y por ende felicidad en tu hogar. 

Evidentemente no se trata de hacer a un lado los tratamientos habituales para mejorar la salud de tus chicos, sino aportar a estos esta información. Hacerte consciente de la influencia que tienes en la vida de tus pequeños, que esta en ti influenciarles con algo positivo o algo no tan bueno.  Poner atención en ti, en cómo manejas tus emociones, si estás consciente de lo qué estas pueden afectar tu vida si no son manejadas adecuadamente.  En que así como te lavas las manos diariamente y varias veces, de ésa manera hay que liberar la emociones no tan buenas que se experimentan diariamente,  porque una emoción mal canalizada es fácilmente anclada a nuestro ser y es vía directa a una manifestación física en nuestro organismo. 

Cada día la ciencia va testificando cuestiones que antes se tomaban como "imposibles", afortunadamente hoy día también están al alcance más herramientas que nos ayudan a mejorar situaciones que la mayoría no nacimos teniendo la habilidad de manejar adecuadamente. Técnicas como el reiki (tradicional), el código de la emoción, la biodescodificación, entre otras, han dado claros resultados en la limpieza emocional y la instrucción para mantenernos en constante purificación de "malas" emociones, con el fin mantenernos en optimas condiciones el mayor tiempo posible. Porque en cuestiones emocionales, es como el uso de un smartphone, hay que tener la pantalla lo más limpia posible, porque da igual el modelo que tengas, si esta sucio por tanta huella dactilar no puedes visualizar y disfrutar de todas sus aplicaciones. Igual el ser humano, da igual lo impecable que luzca por fuera, si las emociones tienen sucio su interior no puede disfrutar la vida igual, y al buscar una vía de escapa, viene la sintomatologia por medio de los infantes, con el fin de aligerar la carga a mamá y llamar su atención para que ponga atención en ella misma.

Ahora tienes una nueva información, es hora de aplicarla, por ti, por tus hijos.  

Lo más leído