Ejemplo



No hay nada más efectivo que el ejemplo.  Cuando queramos que nuestros hijos tengan: disciplina, buen carácter, se ejerciten, sean respetuosos; veamos qué ejemplo les estamos dando al respecto. 

Ser ejemplo nos ahorra tiempo. Ya que nuestros hijos por sí mismos querrán tomar el ejemplo y ser como papá y mamá.


Imagen tomada de la red

Lo más leído