Educación efectiva y afectiva

niño inteligente y feliz en el colegio

"La educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo"
Nelson Mandela 


De los asuntos relacionados con la familia, el tema de la educación de los hijos es de las más importantes, no solo porque de ello depende en gran medida el futuro profesional de ellos, sino porque además su formación social va vinculada de igual manera en cómo logre desarrollarse en su vida académica. 

Por eso es importante, a la hora de escoger el colegio de nuestros hijos, tomar en cuenta la filosofía formativa cultural, intelectual y emotiva de la institución.  Además de estar complacida/os con este punto, es igual o de mayor importancia tener conocimiento e interacción con los maestros a cargo de la educación. Aunque damos por sentado que los directivos tienen perfecto control sobre el personal, lo cierto es que no podemos desatender la interactividad entre padres y profesorado. La razón es muy simple, cada uno de nuestros hijos es un individuo con sus propias necesidades formativas, y en ocasiones un maestro/a no tiene el tiempo ( y a veces la habilidad) para reconocer la personalidad y el estilo de guía que cada chico necesita.  

Actualmente es muy común que en algunas escuelas se "diagnostique" el TDAH, a cualquier niño que no se someta a la vieja usanza de permanecer inmóvil y con la atención fija al pizarrón. Muchas veces estos chicos solo necesitan un estímulo más creativo a la hora de su aprendizaje, y hacer diagnósticos  rápidos y a la ligera, solo demuestra la falta de interés de las instituciones por hacer más efectivo el aprendizaje para todos.  Por lo que, si llevamos una buena relación con el maestro/a, podemos informarle con detalle el tipo de personalidad que tienen nuestros hijos a la hora de adquirir nuevos conocimientos. A veces para el profesorado les resulta mayor el esfuerzo el crear temáticas que cumplan las necesidades ya sean: kinestésico, visual o auditivo; pero con nuestra ayuda y aporte eso se puede hace mucho más fácil y lo más importante, efectivo. 

Hoy día ya no podemos aspirar a una educación gris y lineal que no tome en cuenta la diversidad de talentos que cada vez son más visibles en los alumnos. Por ello es muy adecuado la intervención inteligente, como ya mencionamos de los padres. Esto no solo le otorgará a los infantes una educación adecuada sino que le creará un ambiente idóneo para desarrollar a la par la inteligencia emocional, que le brinda al alumnado y profesorado una experiencia de enseñanza y aprendizaje más armónico y afectivo


Recuerda ponerte en contacto a través de las redes sociales de PFHS, o directamente desde la web.





Imagen: Jcomp
Texto: Jacklyn Méndez

Lo más leído