Regreso a clases, ¿y ahora?

estudiante con mamá padres felices hijos sanos


"El principio de la educación es predicar con el ejemplo"
Anne Robert Jacques Turgot 




Ya sabes lo que dicen: "no hay día que no se cumpla ni plazo que no llegue", y sí, hemos vuelto a la rutina del: "apúrate porque se hace tarde", "te dejaron tarea hoy", "mamá el maestro quiere que llevemos..."

El colegio es una de esas instituciones que a las madres y  padres, hacen feliz y desdichados al mismo tiempo. Por un lado existe el alivio de tener a los hijos, lejos, pero seguros mientras se cumplen infinidad de tareas profesionales y domésticas. Por el otro, vuelve el estrés de cumplir con las necesidades educativas que los hijos precisan para su formación de calidad.  Y si a ello le agregamos el desgaste emocional y físico de levantarse más temprano, para que los niños puedan desayunar, cerciorarse de que estén vestidos escrupulosamente, procurar salir a tiempo para no quedar atorados en el tráfico rumbo a la escuela... regresar a tiempo para cumplir con las propias obligaciones y que están estén listas para dar tiempo a regresar por uno o varios chicos al colegio... uf, 6 horas parecen pocas para hacer suficiente para volver a tener a los chicos en casa. 

Y después de vacaciones, parece una ingratitud quejarse por esto. Y créeme que no es la intención, la de provocarte frustración y estrés por pensar nuevamente en la rutina escolar, todo lo contrario, partimos del caos para trabajar en una propuesta que tal vez, durante este ciclo escolar las cosas puedas vivirlas de manera completamente diferente, en armonía.

¿Pero eso puede ser posible, después de conocer el panorama?, pues sí.  Claro que no es fácil como ponerle mermelada a un pan tostado, pero sí fácil como cuidar una planta. Y no entres en pánico si se te han secado algunas, hay un secreto para esto, y se llama disciplina. 

Para poder crear un ambiente de armonía en tu vida hogareña, vas a necesitar de tu buen enfoque disciplinario para con tus hijos. Y si crees que eso es una dificultad, estás tirando la toalla antes de tiempo y te estás (y los estas) privando de la oportunidad de vivir un ambiente diferente de beneficio común.

Temas donde aplicar disciplina en tus hijos:

*Horarios
*Tareas
*Juegos


Horarios
Por experiencia este es uno de los aspectos donde los papás batallan demasiado en aplicar un horario de descanso para sus hijos.  Ser permisivo en la hora de irse a dormir, puede que te haga sentir muy "cool" ante tus pequeños, pero es la primer causa de que todo el ambiente familiar se ponga "patas pa´rriba".  Si una persona no descansa lo suficiente se pone de mala, ahora imagínate un infante, no solo esta somnoliento y apático con todo, sino que no rinde como debe en casi nada.  De ahí, dificultad para despertarlo, dificultad para que rinda en el colegio, dificultad en la relación en casa... y todo puede ser diferente si tan solo consigues crear el hábito de dormir a una hora pertinente, digamos que a las 9:00pm 
Esto te ayudará enormemente a la hora de levantarse por la mañana, pues habrá dormido lo suficiente como para despertar con ánimos y sin problemas.

Aunque en el tema de la comida es un poco más complicado, sería prudente que los alimentos fueran entre las 3 y 4 de la tarde.

Tareas
El tema de las tareas parece algo simple, pero la verdad es que resulta un tema muy complicado para muchas madres y padres de familia. Ya que muchas veces dejan a la libre decisión de los hijos el momento para realizarla. Pero ojo, que si tampoco existe una disciplina en este aspecto, todo se sale de control. 
Imagínate que requiere de algún material, investigación fuera de wikipedia, o simplemente se le va el avión y se le olvida que tiene deberes que hacer. La del estrés vas a hacer tú, la que tenga que asistir al colegio porque no cumplió con lo que debía, serás tú. Y no esta lindo eso, ¿verdad?

Así que lo ideal sería realizar la tarea en el inter en que esperan a la comida, o después de esta. ¿Beneficio?, tendrán toda la tarde libre para disfrutar la vida de niños. 

Juegos
Como ya comentamos, está perfecto que tengan tus hijos una tarde libre para disfrutar la vida que le corresponde como infante, pero lo que no está correcto es que pasen y terminen el día con una tablet en la mano. Seguramente ya conoces los estudios donde se demuestra que el excesivo uso de estos aparatos, están dañando la visión de los niños, así como propiciando un deficit de atención del mundo real. 

Recomendación, por lo menos dos horas antes de irse a dormir, tus hijos precisan descansar su ojos para acceder a un buen sueño. 

Y como me dijo una vez un pequeño de 11 año, ¿y los adultos qué?

Pues sí, los adultos debemos poner el ejemplo.  Es primordial que lleves una agenda y que igualmente controles tus horarios, y nuevamente el más relevante es el de la hora de dormir.  Claro, entiendo que necesitas de mucha más distracción pasadas las 9:00pm, pero tampoco te es muy benéfico que desees ver un poco más de la temporada de tu serie favorita en turno. Poner un límite para poder dormir lo suficiente es esencial para que al amanecer te encuentres renovada más allá de simplemente necesitar el café de la mañana para estar "despierta". 

Ejercicio, precisas de tener un horario de actividad física que te ayude a segregar endorfina, y actividades como la meditación o terapia emocional para aumentar tu serotonina. Con esto ya tienes un paso adentro de la armonía. 

Crea tiempo de calidad para tus labores profesionales, personales y maternales. Sí, es muchísima responsabilidad, pero si no llevas un orden, te vas a volver loca de estrés. 
Aquí obviamente es muy personal lo que cada madre requiere, así que solo tú, o solamente tú con la ayuda de un coach puedes crear la rutina ideal para tu bienestar personal y familiar. 

Ahora, esto es solo para mamá, no, papá también participa (esté o no en casa).  

Así que apenas llevamos muy pocos días de la vuelta a la rutina escolar, por lo que estamos muy a tiempo de planear un período digno de disfrutarse, con los hijos, con la pareja y hasta en solitario. 

¡Haz la prueba! 


Imagen Bearfotos
Texto Jacklyn Méndez

Lo más leído